Es tiempo de la ascensión Planetaria | 19/03/2020

Actualizado: mar 20


Veo una ciudad dorada. Estoy parada al inicio de un puente largo de pilares dorados y una gran puerta al fondo. Hacia los lados puedo ver aguas transparentes y delfines nadando en ella. A lo lejos se escuchan cantos femeninos, como de ninfas o sirenas. Se siente mucha paz y armonía en el lugar. La puerta se abre, la atravieso. Entro a un salón enorme con pilares gigantes e inscripciones en color turquesa. Hacia adelante veo una gran escalera. Al subir frente a mi veo un gran vitral, en donde aparecen todos los símbolos de las religiones del mundo y otros símbolos más que desconozco. El vitral se quiebra y entra una paloma que se para frente a mi. En su pata lleva un papel. Lo abro y tiene un símbolo. Entiendo de alguna manera, que es el símbolo de ascensión planetaria. Miro hacia abajo por la ventana que se quebró y veo las nubes hacia abajo. Entiendo que estoy en un lugar sobre las nubes. Miro hacia arriba, hacia el cielo, y se marcan algunas estrellas. Me quedo observando la estrella Sirio. Mi Ser Superior me dice que aun no es momento de volver. Escucho el primer mensaje:


“Estamos aquí ayudando a la ascensión planetaria, viviendo este momento de cambio y de despertar de lo femenino”.


Miro hacia atrás y allí están cinco energías femeninas, cinco maestras que me reciben y asisten en este viaje. Me dicen:


“Hermana, os habeís escuchado. El despertar de vosotras nos ha traído a la Tierra en asistencia a Gaia. Somos María, Magdalena, Isis, Kwan Yin y Sophia (quien habla). Somos muchas más. (veo a muchos gatos alrededor, guardianes de los portales sagrados). El libro del conocimiento se abrió para todos los que estéis listos. Ya no hay vuelta atrás. Venimos de las altas esferas del conocimiento a ayudarlos en este despertar. La luz interna de cada ser ha sido activada, el amor incondicional se impone por sobre la mente pensante del ser humano. Hoy la gran consciencia está abriendo los ojos del mundo. Vienen tiempos de libertad, aquella que aun no conocen y que abruma, tiempos de amor y de conexión con el espíritu. La nave – tierra está decidiendo su nuevo camino. Vosotros debeís escucharla, respetarla y recordad siempre que sois sus hijas e hijos”.


Aparece ante mi otra presencia femenina, poderosa, amorosa, de una luz cegadora. Vibra en tonos verdes y violeta. Se presenta como Gaia. Su tono maternal y muy cercano, como estar hablando con una abuela. Me invita a sentarme junto a ella en la escalera.


“Hija, ¿te has dado cuenta de que todos quieren vivir en el sur? Se debe al llamado álmico de la reconexión con el Ser. Entonces, escuchen ese llamado, esa sensación de salir de la ciudad. El miedo los ha paralizado, a puesto velos frente a sus ojos que no los dejan ver que ese siempre ha sido el camino de la realización del alma”


Pregunta: “Pero en este plano necesitamos el dinero para poder movilizarnos, vivir, comer…”


Gaia: “El dinero, tal como ustedes lo conoces, ha llegado a su fin. Todo el patriarcado se está destruyendo, y con el, todo lo que ustedes conocen como sus instituciones de orden y seguridad – bancos, gobiernos, entre otros - ¿Recuerdas aquella sensación de niña de que todo en algún momento iba a cambiar? Pues es ahora, ha comenzado. Es una nueva era en donde cada ser se conectará con su corazón, con el amor, la ayuda al prójimo, la unidad con el todo. Volveremos al intercambio de bienes y sabiduría, de bienestar, de goce de la vida. Estuvieron perdidos tanto tiempo… Has comenzado a sentir fuertemente que deben abandonar las ciudades, cada vez es más evidente. Entonces, háganlo! Busquen su refugio en la naturaleza y comiencen el nuevo camino. Son sus hijos quienes harán el cambio y son sus nietos quienes vendrán como semillas estelares de luz a sembrar la nueva humanidad.


Pregunta: “¿Qué significa este virus para la humanidad?"


Gaia: “Ya lo sabes. Este virus es un llamado de atención que nos está obligando a mirarnos y replantearnos como queremos crear nuestra vida. Las redes cobran más importancia en este tiempo en donde el contacto físico es complicado. Al final están entendiendo que todos, estén donde estén están pasando por lo mismo. TODOS SOMOS UNO. Este es un tiempo para darse cuenta de la importancia de la tribu, de la familia, de la compañía de los seres queridos. Es para mirarse a los ojos y pasar tiempo juntos, sin apuro, sin pensar en mañana, solo viviendo el hoy. Este virus es el paso a recibir la energía femenina en su máximo esplendor, cambiando las frecuencias de miedo hacia el amor. El equilibrio entre lo masculino y lo femenino se verá reflejado en el nuevo orden que tomará la sociedad.

Pregunta: “¿Qué debemos hacer para reconectar con nuestra esencia en este plano?

Sophia: “Los portales de luz están abiertos. Es necesario que todos despierten su conexión con la Gran Consciencia, que abran sus propios portales y se reconozcan como seres de luz. Nosotras agradecemos a sus almas por el trabajo que están haciendo en la tierra. En este momento están en el ojo del huracán. Vienen tiempos complejos para ustedes y la madre tierra, todos despertando, todos acomodándose en este nuevo viaje, en esta nueva sintonía. Solo debes disfrutar cada momento, creando desde el corazón tu propia vida, sin miedos y confiando en tu propia sabiduría”.


Somos tus maestras y te abrazamos en amor y luz infinita. Gracias, gracias, gracias.


Mensaje de las Maestras Sophia y Gaia

Canalizado por Paloma Bahamondes

¡Contáctanos!

Testimonios

Encantada y agradecida de poder compartir con ustedes y formar parte de ese gran equipo. Éxitos!!!

— Silvia Arteaga (Ma. Bodhi Vistara),

Facebook

Horarios de Atención:

Lunes - Viernes: 10:00 - 19:00

Sábados: 10:00 - 16:00

Av. Pajaritos 3030, Of. 1003

Maipú, Santiago de Chile.

¡Síguenos!

  • Wix Facebook page
  • Instagram Social Icon
  • Wix Twitter page